馃挦Indagando en la cultura del agua y su ahorro

El Sendero de las Maretas de Guatisea ha sido la ruta elegida por el alumnado de 2潞 de Primaria del Colegio Arenas Internacional para indagar en la cultura del agua en Lanzarote, un tesoro l铆quido que hasta no hace mucho tiempo se recog铆a en maretas y estanques para dar soluci贸n al regad铆o en unas tierras de poca lluvia como las de la isla conejera.

27 feb. 2019

Durante el recorrido, acompañados por un monitor, fueron descubriendo y comprendiendo el significado de las maretas y el porqué de su uso desde tiempos remotos para dar solución a la escasez de lluvia y que fueron utilizadas ya por los aborígenes  para almacenar el agua. Así, pudieron conocer también para que se usaban los aljibes y qué es un arenado (colocación de una capa de picón o ceniza volcánica sobre el terreno que se desea cultivar).

También pudieron observar las tuneras y comprender el uso de la cochinilla para teñir ropa. Descubrieron  que la barrilla se usaba para elaborar jabón y la aulaga para  hacer fuego; cómo los vientos alisios vienen del norte y por eso la mayor parte de las puertas de entrada a las casas están orientadas al sur; o el uso de la cal extraída de la piedra caliche para pintar las casas, entre otros muchos descubrimientos.   

En la visita también supieron quiénes eran los majos y su procedencia, los pueblos que fueron sepultados por la lava o la ceniza tras las erupciones volcánicas en la isla. Descubriendo asimismo que Guatisea, que ahora sólo parece una montaña, fue una pequeña aldea después de las erupciones de 1730-1736.
 
Un recorrido muy interesante e instructivo que los participantes han valorado muy positivamente. Así, Julia López manifestó que “lo que más me ha gustado es entender que hoy una persona gasta unos 120 litros de agua en un día, cuando antes solo usaban entre 5 y 8 litros por persona. Por esto sabemos, que podemos ahorrar mucha agua y gastar menos de la que gastamos.”

A Nacho Herrera, por su parte, lo que le sorprendió fue que “antes vivía gente en una aldea cerca de Guatisea y que tras las erupciones tuvieron que huir al norte de la isla”. Ella Grazziano declaró que “Me ha encantado saber que los yogures de fresa que como se hacen con cochinilla”; y Martina García dijo : “He aprendido que gracias a los coladeros de las maretas , en los viejos tiempos, la suciedad no entraba con el agua a las maretas y así la gente podía usarla”.